Responsabilidad social

Ropa confeccionada con amor.

En Scotch & Soda, diseñamos nuestra ropa con mucho amor y con gran atención por el detalle.

Y ese mismo amor y detalle son los que ponemos en la producción de nuestras prendas. Una de nuestras principales prioridades es llevar a cabo nuestro negocio teniendo en cuenta el entorno que nos rodea. Asumimos los retos de crear moda de forma más sostenible y de mejorar las condiciones de trabajo de la industria. Queremos ofrecer unas condiciones laborales seguras, justas y sociales a todos los trabajadores de nuestra cadena de suministro. Y, para ello, hemos desarrollado una política de RSC muy centrada en las condiciones laborales de nuestras fábricas de corte, confección y acabados (CCA), donde se producen nuestras prendas. Esta es la parte de nuestra cadena de suministro con mayor mano de obra. Ahora mismo estamos trabajando en la ampliación de nuestra política de RSC, cuyos objetivos publicaremos aquí en breve.
Carefully crafted and with fine attention to detail

En 2006, creamos nuestro propio sistema de gestión y elaboramos un Código de Conducta para nuestros proveedores. Varias firmas de auditoría independientes llevaron a cabo auditorías anuales y establecieron planes de acción correctivos para introducir las mejoras necesarias. Sin embargo, debido al crecimiento del negocio, decidimos ampliar nuestra política de RSC y en 2013 nos sumamos a la Iniciativa de Cumplimiento Social de la Empresa (Business Social Compliance Initiative, BSCI). Véase también  http://www.bsci-intl.org. La BSCI es una iniciativa impulsada por la patronal para las empresas comprometidas con la mejora de las condiciones laborales en la cadena de suministro global. Reúne a más de 1000 empresas de todo el mundo en torno a un código de conducta común y las apoya con un sistema orientado al desarrollo por etapas.

En primer lugar, el enfoque de la BSCI se basa en el principio de control de la cadena de suministro por parte de auditores externos reconocidos por el Servicio de Acreditación de Contabilidad Social (Social Accountability Accreditation Services, SAAS). En segundo lugar, pretende potenciar el papel de los proveedores ofreciéndoles toda la información posible para que amplíen sus conocimientos y técnicas. Y, finalmente, persigue entablar diálogos activos entre las partes del sector interesadas para intercambiar experiencias y conocimientos acerca de la cadena de suministro con el objetivo de crear una política sostenible.

El Código de Conducta de la BSCI está formado por 13 normas, que incluyen prohibiciones contra la discriminación, la explotación infantil y la realización de excesivas horas extra. Auditores independientes llevan a cabo auditorías regulares para permitirnos controlar a nuestros proveedores a escala global. Visitamos sus fábricas de forma habitual para establecer cooperaciones y subrayar la importancia de unas buenas condiciones laborales para sus empleados en materia de seguridad y sueldo. Creemos que es muy importante invertir en la creación de buenas y duraderas relaciones con nuestros proveedores, y el sistema de control de la BSCI nos permite determinar si nuestros proveedores siguen el Código de Conducta de la BSCI y cumplen nuestros requisitos.

En caso de incumplimiento del Código de Conducta de la BSCI, ponemos en marcha un programa de mejora que incluye auditorías más frecuentes. Si el incumplimiento es grave y el proveedor se niega a subsanarlo, resolvemos el contrato que nos une con él.

Estamos constantemente pensando en nuevas formas de ampliar nuestra política de RSC. Esta visión de crear un mundo más sostenible es un proyecto que solo puede funcionar con decisión, pasión y trabajo en equipo. Si tienes algún comentario o pregunta sobre nuestra política de RSC, escríbenos a  csr@scotch-soda.com.