Clevercare

Cuando creamos nuestras colecciones, intentamos equilibrar siempre calidad, comodidad y diseño responsable para ofrecer ropa duradera. En el
proceso de confección, somos conscientes de nuestro impacto medioambiental y sabemos que el ciclo de vida de una prenda no se acaba cuando
la vendemos. El lavado en casa supone cerca del 30 % de la huella de carbono de la ropa. Y aquí es donde entras tú. Cuidar bien la ropa
permitirá que luzca siempre su mejor aspecto, lo cual te permitirá a ti también lucir tu mejor aspecto. Con unos sencillos cambios en tus hábitos de lavado,
ahorrarás agua y energía, lo que te ayudará reducir tu impacto medioambiental.

En la etiqueta de cuidados encontrarás el símbolo de Clevercare, el logotipo de conservación textil sostenible de GINETEX (la asociación internacional para
el etiquetado de conservación textil). A través del programa Clevercare, GINETEX ofrece recomendaciones para alargar la vida útil de la ropa
y, por consiguiente, cuidar del planeta. Si quieres más información, accede a clevercare.info.
Clever care
Para empezar a cambiar tus rutinas de cuidado de la ropa, te ofrecemos cinco consejos muy sencillos:

LAVA MENOS

Múltiples estudios demuestran que lavamos demasiado la ropa, por lo que el primer paso es preguntarse si una prenda realmente necesita ser lavada. Las manchas pueden tratarse individualmente, la ropa puede refrescarse al aire o con el vapor del baño o a veces puede lavarse a mano si hace falta. Lavar con menos frecuencia permite ahorrar agua y energía. Si has de poner la lavadora, asegúrate de que esté llena, no uses demasiado detergente y, si es posible, utiliza un programa ecológico.

REDUCE LA TEMPERATURA

Consulta siempre las instrucciones de lavado y secado de la prenda. La etiqueta de cuidados indica la temperatura de lavado máxima, aunque las lavadoras y detergentes modernos pueden lavar la ropa a temperaturas mucho más bajas. Bajar de 60 a 30 grados o de caliente a frío te permitirá ahorrar energía y recursos.

SECA AL AIRE

Seca la ropa al aire siempre que puedas: es mejor para el medio ambiente y para la propia ropa. Para minimizar las arrugas, saca la ropa de la lavadora tan pronto como acabe el programa de lavado. De esta manera, también tendrás que planchar menos.

REMIENDA

Considera tu ropa una inversión. Cuídala para que conserve siempre su mejor aspecto, lo que te permitirá usar tu ropa favorita durante más tiempo y con más frecuencia, lo cual será beneficioso para el medio ambiente. No es necesario tirar la ropa cuando empieza a mostrar signos de envejecimiento; intenta remendarla o reutilizarla. Si necesitas consejos sobre cómo arreglar tu ropa, nuestros vendedores estarán encantados de ayudarte.

RECICLA Y REUTILIZA

Esperamos que puedas llevar tu ropa favorita durante muchos años, pero si por algún motivo te acaba desencantando, es posible que pueda hacer feliz a otras personas. Cámbiala, reutilízala, véndela o regálala, y alarga así su ciclo de vida. Cuando ya no se pueda usar, deséchala de forma correcta para que pueda reciclarse.
Bajate la aplicación oficial